Vida y misión en Nueva Zelanda

Es una gran oportunidad para mí compartir un poco acerca de nuestra vida como Hermanitas en Aotearoa/Nueva Zelanda.

Actualmente somos una “Comunidad” de 5 hermanas. Dos viven solas en el sector de Wellington – Barbara Gibbs en Petone y Veronica Hackett en Upper Hutt. Wellington está situada en el Sur de la Isla del Norte de Nueva Zelanda. Barbara y Veronica viven allí su vida y misión en este sector local y junto a sus vecin@s. La misión de Barbara está centrada en el acompañamiento de algunas personas ancianas y en las que sufren enfermedades crónicas o terminales en el barrio; y Veronica está muy comprometida con familias jóvenes, a nivel de apoyo y acompañamiento en su proceso de vida espiritual. Barbara y Veronica tratan de encontrarse siempre que es posible y apoyarse mutuamente mediante llamadas telefónicas.
 
Eleni, Leiola y Manusiu viven en el Sur de Auckland (en el Norte de la Isla del Norte) a una hora de vuelo desde Wellington. Tenemos dos casas, pero somos una comunidad. Eleni vive sola por ahora en Papatoetoe hasta que Alapina regrese después de 2 años de ausencia. Alapina está muy agradecida por haber podido estar junto a su madre que estaba muy enferma – su madre falleció en Julio de 2011 pero su enfermedad afectó la salud del padre de Alapina, de modo que Alapina permaneció en su casa para cuidar a su padre. 
 
Eleni trabaja con Refugiados en Auckland y continúa participando en la Comisión Ecuménica de la Iglesia de Nueva Zelanda - Grupo de Diálogo Metodista/Católico de la Iglesia Neozelandesa. 
Leiola y yo vivimos en Otara, a unos 10-15 minutos de Papatoetoe. Leiola ha intentado encontrar trabajo asalariado, pero al mismo tiempo visita a personas de nuestro sector y realiza trabajos varios en torno a nuestra casa. He estado trabajando en el Departamento Respiratorio del Hospital de Middlemore, durante más de 10 años, contando un año sabático de ausencia en 2008/2009. Durante los 5 últimos años hemos trabajado en la observación de noche para investigar el mejor tratamiento para los enfermos de AOS (Apnea Obstructiva del Sueño) que es un problema de salud de alto riesgo para las personas del Sur de Auckland. Tratamos más de 1.200 personas – sólo en el Sur de Auckland. 
 
Nosotras tres en Auckland nos reunimos como comunidad dos veces por semana para la oración y la comida – incluyendo los domingos. Cada una de nosotras está comprometida de diferentes maneras de expresar el carisma HA. También tenemos nuestras reunimos juntas y Barbara y Veronica participan por Mail/o teléfono y comparten acerca de los asuntos que estamos reflexionando. Cuando tenemos nuestro capítulo local, tratamos siempre de viajar a Wellington para juntarnos con Barbara y Veronica que también encuentran el tiempo para estar juntas. La distancia nos separa, pero intentamos servirnos de las más modernas tecnologías para sentirnos cerca y ayudarnos mutuamente. 
           
 
Veronica nos comparte un poco su misión en Upper Hutt City… 
 
Me pidieron que compartiera algo de mi trabajo, en esta ciudad multicultural, de clase trabajadora, con una población de unos 40.000 habitantes.
 
Desde que vine aquí en 2001 a la edad de 75 años, muchas familias y grupos se han convertido en una parte de mi vida. Espero que oraréis por una de las familias jóvenes que estoy acompañando – Me limitaré a compartiros su historia.
 
Scott y Susie Bentley dejaron América para ir a Nueva Zelanda hace algunos años. Como tienen tres hijitos de menos de 6 años, Susie quiso quedarse en casa para cuidarlos. Respondiendo a un anuncio, su marido encontró trabajo en Upper Hutt, y tuvimos el privilegio de acoger en nuestra parroquia a una familia católica devota.
 
Nuestra parroquia de San Joseph es conocida por ser muy hospitalaria. Después de las Eucaristías se ofrecen refrescos, lo que propicia la relación y el conocimiento mutuo. Pronto fui amiga de esta familia joven. No era fácil para ellos porque no tenían parientes en Nueva Zelanda. Susie preguntó si podía venir a verme regularmente para la dirección espiritual, etc. Fue entonces que supe que su esposo tenía una enfermedad espinal incurable. Susie está embarazada de su cuarto hijo, que debe nacer en Enero de 2012. Recientemente los exámenes han mostrado que el hijo que esperan tiene una malformación llamada: “anencefalia”. Los niñ@s que presentan esta anomalía mueren usualmente en el útero. No sobreviven más de dos semanas.
 
Las autoridades hospitalarias sugirieron automáticamente la interrupción del embarazo. Susie rehusó diciendo que era católica. Esta familia necesitará mucho apoyo y estímulo durante los próximos meses. Dijimos a Susie “estás llevando un santo en tu vientre: vuestro cuarto hijo, que intercederá por la familia en el cielo”. Daniel es el nombre que escogieron para su hijo.
 
Organizamos una “cadena de oración” para esta familia. Por favor, uniros a nosotras, si os place. ¡Qué magnífica vocación es la nuestra, cuidar a la familia, la iglesia Doméstica!
 
 
Ha Veronica, Hermanita de la Asunción
 
09/12/2011
Enregistrer au format PDF Imprimer l'article Enviar la referencia de este documento por email enviar por email
> Tous les articles remonter Remonter