Un "Hogar" en Cork-Irlanda

“Dios no cierra jamás una puerta sin abrir otra” (Proverbio irlandés) Permitidnos contar lo que ocurrió (hace más de diez años) cuando la puerta de nuestra comunidad de Assumption Road fue definitivamente cerrada por las hermanas Joan Murphy, Claire Whelan y Lucy Roche (Joan y Lucy ya fallecieron). Las Hermanitas de la Asunción habían residido allí durante más de 100 años…

 

 
 
 
Un habitante del barrio recuerda una época en que más de sesenta Hermanitas habitaban en la casa (entre las cuales había novicias). Al pasar de los años, Las hermanas Jon Clare y Lucy se convirtieron en “vestigios” de la época y tuvieron que iniciar un camino de soltar amarras, que les resultó doloroso tanto a nivel afectivo como físico.

El Proyecto del Hogar de Cork
 
Dios abrió otra puerta para la utilización del convento cuando la municipalidad de Cork compró la propiedad para iniciar un programa destinado a los jóvenes, llamado ‘Tu Hogar’: abierto a todos, responde a múltiples necesidades de los jóvenes ofreciéndoles un lugar seguro y confortable, consejos, apoyo, acceso al aprendizaje y a la vida profesional. El proyecto trata de acompañarles hacia la independencia. Para nosotras, es muy importante que nuestro convento sea utilizado por un proyecto cercano a las ideas y a la visión del Padre Pernet.
 
Situado en nuestro antiguo convento de la Asunción Rd, le Cork Foyer celebró sus 10 años de servicio en el 2016. Conservado y gestionado por el Consejo Municipal de Cork.
 
El edificio principal ofrece una combinación única de habitaciones seguras y abordables, apoyo y formación bajo un mismo techo para 18 jóvenes adultos entre 18 y 25 años, que están sin domicilio, o en peligro de hallarse en esta situación. Hasta aquí, el Hogar ha logrado tender hacia sus objetivos y desarrollarlos. Los residentes han de inscribirse para seguir el programa interno de formación: aptitudes para la vida cotidiana, informática, cocina, etc. También reciben cursos con derecho a certificados que les dan oportunidades profesionales. El ‘Hogar’ hace también la función de vivero de talentos ya que se anima a los residentes a que los hagan fructificar – por ejemplo, un residente de 24 años adoraba la música, pero a causa de importantes dificultades no podía desarrollar ni servirse de este don. Al formar parte del ‘Hogar’ se benefició de una iniciativa de desarrollo personal y se inscribió en la Academia de música de Cork, se le proporcionó una trompeta para proseguir sus estudios de música, y un año más tarde, se presentó en concierto como solista en City Hall. El excelente equipo de gestión considera el proyecto como puente y trampolín hacia la independencia y a una mayor confianza en sí mismo.
 
Los jardines de alrededor han sido agrandados y están abiertos al público: comprenden una cafetería, una zona de juegos para niños, algunos bancos, un jardín arreglado en terrazas e invernaderos para cultivar frutos y legumbres; también hay una mini granja y un proyecto municipal de ciclismo.
 
La capilla alberga desde ahora a la Asociación Grafiti Educacional Teatro Co., dedicada a las artes y el teatro por y para los jóvenes (desde niños pequeños hasta adolescentes).
 
 
Incluso si el edificio ya no pertenece a las H.A., el espíritu de servicio sigue presente. En su página de internet, Cork Hogar se define como permaneciendo fiel a “la tradición de servicio y de atención puesta en obra con tanto cuidado por las precedentes guardianas del Convento, las Hermanitas de la Asunción, que ocuparon estos edificios y sirvieron a la población Blackpool durante 125 años” (cf. WWW.corkfoyer.ie). El personal nos acoge siempre cálidamente cuando vamos con hermanas a visitar las instalaciones, y fue en el ‘Hogar’ donde celebramos nuestro 150 aniversario de fundación.
 
Nuestra comunidad de H.A. vive en un apartamento situado justo delante del ‘Hogar’, y cuando dedicamos una mirada a la casa y el jardín, que había sido nuestra casa, nos sentimos llenas de gratitud hacia Dios que ha permitido que un proyecto tan hermoso nos suceda, y rogamos por las Hermanitas y los laicos que trabajaron allí.
 
Hna. Lucy Roche, escribiendo algunas líneas sobre nuestra marcha de la Assumption Rd Convent, recordaba las palabras de uno de nuestros poetas irlandeses, Brendan Kennelly, en su poema titulado “Begin” (empezar):
 
Aunque vivimos en un mundo que sueña acabarse,
Que parece siempre a punto de abandonar,
Hay algo que no admitirá concluir, algo que insiste
para que, eternamente, volvamos a empezar.”
 
 
 
 
 
 
Hnas. Patricia Donovan y Aine Ashe
St. Francis Gardens Community
Blackpool, Cork.
 
31/05/2017
Enregistrer au format PDF Imprimer l'article Enviar la referencia de este documento por email enviar por email
> Tous les articles remonter Remonter