“Pocas Palabras, Muchos Actos”

Desde el Capítulo General del 2011, Maguy me manifestó su inquietud por el Taller de Mujeres, que realizan confección y bordado, KINTANA, ubicado en la Comunidad de Ampopoka, (Madagascar) en el sentido de contemplar la posibilidad de compartir con ellas un mes y acompañarlas en algunos temas de economía solidaria, creación de pequeñas empresas, otras técnicas de bordado, etc. En ese momento quedé sorprendida y no me imaginaba como sería posible realizarlo.

En octubre 2012, cuando asistí al Encuentro del Equipo Financiero Internacional, conversamos de nuevo y concretamos la propuesta para realizarse aprovechando la venida al Capítulo Extraordinario 2013.

Descubrir, sentir y palpar de cerca la realidad de Madagascar, fue algo duro y fascinante a la vez, ya en el recorrido desde Antananarivo hasta Fianarantsoa, empecé a comprender muchas cosas: una tierra rica en bosques, cultivos, ríos, posibilidades, pero también la dura lucha de la gente por la supervivencia diaria. Significó también abrir mi corazón a otros rostros, otros colores, otros paisajes, otros sabores, otros lenguajes… 
 
 
Al llegar a Fiana y encontrarme con las mujeres, sin tener el idioma, ni una comunicación más fluida con ellas, me llevó a desplegar todas las posibilidades de creatividad para llegar a cada una y al grupo, conocer su realidad, acogerla en mi corazón y acercarme con los pies descalzos.
Poco a poco fuimos dando algunos pasos: Comenzamos compartiendo con Marie-Celine sobre la realidad del grupo, el proceso vivido con las mamás en estos años, el momento que viven actualmente, aspectos importantes a tener en cuenta; por otro lado le compartí lo que había pensando y preparado para vivir con el grupo. 
 
Establecimos entonces una ruta a seguir, que poco fuimos desarrollando:
  • Compartir la experiencia de Kintana y Creaciones Vivir.
  • Reflexión sobre la filosofía y el sentido de la Economía Solidaria.
  • Trabajo y reflexión sobre la Flor del Desarrollo.
  • Valores, Principios, Factor C. (Compromiso, Compartir, Comunidad, Comunicación, Compañerismo, Comunión, Cooperación, Confianza, Calidez )
  • Caminos de la Economía Solidaria.
  • Sencilla iniciación a los Costos.
 
Pero también vivimos un rico intercambio de saberes, pude aprender la técnica del bordado malgache y enseñarles modelos, puntadas, moldes, etc del trabajo que realizamos en Colombia. Este compartir con las mamás desde la cercanía, los servicios sencillos, el cariño, la presencia, fue creando lazos que estarán siempre en mi corazón. Al final pudimos cerrar estas semanas de acompañamiento con una tarde de oración y envío entorno al texto de la Multiplicación de los Panes, leído en francés y malgache, cada una compartimos lo que nos ha quedado para continuar caminando, para avanzar, para ponerlo todo al común, contar con las demás, valorarnos, superar juntas las dificultades, etc. Un trozo de pan compartido, una velita y el Padrenuestro, marcaron el envío para continuar la misión de cada una.
 
 
Visité igualmente la Comunidad de Sahalava, donde pude compartir durante una jornada el trabajo de las hermanitas en el apoyo nutricional de 20 niños y sus mamás, la alegría en el compartir el alimento, el espacio de formación juntas, el acompañamiento de las Hermanitas, etc.
 
El vivir y sentir la realidad del pueblo malgache ha sido una gran riqueza para mí, experimentar la presencia del Señor en los rostros de los niños, en las mamás que luchan a diario por la supervivencia, en el sufrimiento de los enfermos que no encuentran una respuesta en las instituciones para aliviar su salud, ha sido un llamado a relativizar muchas cosas, a despojarme de mí misma, de realidades, situaciones, etc centrarme en lo esencial de nuestra vocación de Hermanitas: Seguir al Señor en el encuentro con los pobres, los obreros y sus familias.
Agradezco a Marie-Celine, Chantal y Charline, su acogida, disponibilidad y colaboración para apoyar y facilitar estas semanas de acompañamiento a las mamás del Taller Kintana, igualmente agradezco a Maguy por la iniciativa que tuvo y que finalmente pudo realizarse con sencillez como concreción de la propuesta expresada en el Capitulo General 2011: “Desarrollar la solidaridad entre nosotras. Facilitar envíos temporales de HA y laicos que permitan el intercambio y el crecimiento mutuo en la misión” (CG. 2011).
 
Termino con una frase de Pedro Casaldáliga que me ayudó mucho y me acompañó a lo largo de estas semanas; siento que resume gran parte de lo que viví, él nos invita a “Humanizar desde la proximidad”.
 
Hermana Helena, Cdad de Acogida Bogotá
26/08/2013
Enregistrer au format PDF Imprimer l'article Enviar la referencia de este documento por email enviar por email
> Tous les articles remonter Remonter