Participación en la pastoral universitaria. Testimonio

Desde prácticamente nuestra llegada a Cartagena (Murcia) en 2005 participamos en la Pastoral Universitaria a petición del Vicario Episcopal de Zona. En esta ciudad se encuentran la mayoría de los estudios superiores técnicos de la Región (Ingenierías, Economía,…). Se trata de un campus universitario de reciente fundación en el que la Pastoral Universitaria intenta abrirse camino no sin dificultad a través de cursos de formación y actividades tanto para el profesorado como para los/as alumnos/as. Mi labor se centra con estos últimos.

Tras la licenciatura de un grupo bastante numeroso que frecuentaba esta Pastoral, quedaron sólo dos estudiantes de conexión. El año pasado los invitamos a comer a la comunidad para desde nuestra casa ponerlos en relación con una chica de nuestro barrio que ese curso había iniciado sus estudios de Enfermería. La comida fue muy agradable y al final quedamos convocados quince días más tarde con el compromiso de que cada comensal traería a otro invitado. Y así, fue, eran seis jóvenes. En la mesa nos esperaban unas tarjetas para escribir nuestros nombres y la Universidad a la que pertenecíamos, incluida toda la comunidad H.A. Dio mucho juego.
 
Este curso se han incorporado algunos más, siempre amigo/a de otro. Nos reunimos a la hora de la comida (en algún comedor universitario o en el despacho de la Pastoral) porque es cuando todos/as podemos. Compartimos la mesa y una dinámica también ayuda a hacer circular la palabra. Hablamos en torno a la vida universitaria (lugares favoritos de sus centros de estudios, momentos difíciles pasados, motivaciones para seguir en la carrera elegida,…) y alrededor de nuestras historias personales (el porqué de nuestros nombres, deseos y horizontes vitales,…). La sobremesa se hace oración desde el Evangelio que conecta con lo compartido y se hace súplica, acción de gracias,…
 
Con estos jóvenes universitarios hago la experiencia del que el Reino es un banquete, una comida alegre (reímos mucho) en la que se comparte el pan, la palabra y la vida. El Reino es una fiesta de amigos/as. Nuestros encuentros tienen mucho de eucarísticos. El grupo es pequeño, de siete, y la participación juvenil en otras actividades de la PU escasa y en ello también experimento que el Reino se parece a un grano de mostaza, a la levadura en la masa, a alguien que siembra sin más y que Otro hace crecer,…
 
Charo Martín Pérez, comunidad Hermanitas de la Asunción de Cartagena (Murcia, España)
 
30/08/2011
Enregistrer au format PDF Imprimer l'article Enviar la referencia de este documento por email enviar por email
> Tous les articles remonter Remonter