Parroquia del Sagrado Corazón de Jesús / Paysandú - Uruguay

Orgullo Sanducero

Por instancias de la Intendencia Departamental de Paysandú, año a año eligen a personas que por su desempeño en la sociedad marcan un espíritu y una actitud siendo referentes para toda la población. Esta distinción la llaman: ORGULLO SANDUCERO, justamente porque refleja el espíritu que caracteriza a esta ciudad con raíces en la historia por su valentía y por el orgullo de ser sanducero (de Paysandú). 
 
 
Los criterios de selección son los más dispares que pueden existir, pero en esta oportunidad han mirado a las HERMANITAS DE LA ASUNCIÓN, que brillan por su anonimato fecundo, que son personas que anuncian el evangelio con sus actitudes, con su cercanía, con su solidaridad. Ellas no son las que están en los primeros planos para aparentar ni figurar, sino que son las que se arremangan para servir y ahí sí son las primeras, son las que toman la delantera para darse y para estar cerca de aquel que necesite.
 
Por eso, en esta oportunidad el ORGULLO SANDUCERO estuvo sumamente bien representado, porque fue dado a personas que sirven y aman, a personas que vibran por la transparencia de su corazón, pues hacen de su vida un anuncio continuo de aquello que da sentido a lo que son. 
 
El hecho de que las Hermanitas de la Asunción hayan recibido este homenaje es motivo de alegría para la Congregación en primer lugar, porque nos hacen ver que el carisma que tienen que se caracteriza por la cercanía y el amor concreto en la cercanía a los más necesitados es el camino para anunciar el Evangelio en una sociedad que ya no escucha ni quiere ver, en cambio, cuando el testimonio de vida es sincero y elocuente, eso convence y conmueve como es el caso de Mirandolina, Nelly y Angélica, hermanitas que nos anuncian al Señor con su vida y con su manera de ser y de actuar.
 
Por otro lado, es un motivo de inmensa alegría para toda la Iglesia, porque de tantos testimonio que corroen la propuesta, la actitud de las hermanitas de la Asunción, hacen ver que lo de la Iglesia es verdadero y viable, que es actual y que es el camino correcto para llegar al corazón de la gente. A su vez como parroquia nos sentimos orgullosos de tenerlas entre nosotros, porque su silencio nos cuestiona y su caridad nos interpela, de ahí, que nos evangelizan desde dentro, nos animan desde lo que nadie hace, nos impulsan haciéndonos ver el rostro de Dios en aquellos que simplemente están al lado de ellas y así nos hacen ver que también están junto a nosotros.
 
 
Este ORGULLO SANDUCERO, es ORGULLO ECLESIAL, pues las Hermanitas de la Asunción aquí en Paysandú, brillan por su caridad y su entrega, por su solidaridad y su cercanía, por el amor que dan, simplemente compartiendo aquello que llevan en su corazón, a Jesús.
 
Felicitaciones.
22 diciembre 2012
Pbro. Jesús Antonio Weisensee H.
Cura Párroco
28/12/2012
Enregistrer au format PDF Imprimer l'article Enviar la referencia de este documento por email enviar por email
> Tous les articles remonter Remonter