Papa Francisco y Hermanistas de la Asuncion, UNA HISTORIA DE AMOR Y SERVICIO

Las primeras hermanitas de la Asunción llegaron a Buenos Aires, Argentina, en 1910, y luego fueron expandiéndose hacia otros países de América Latina… Esto lo hemos celebrado y compartido en esta página…

La primera comunidad se ubicó en un barrio obrero y pobre, con muchos conventillos. En 1932 se abre la segunda comunidad en un barrio más periférico y se estableció en la zona de Flores. Casas sencillas, familias obreras, muchos inmigrantes. Una de estas familias fue el matrimonio formado por Mario José  Bergoglio y Regina María Sívori, inmigrantes italianos. Esta familia obrera, solicitó la ayuda de las hermanitas cuando nació su primer hijo: Jorge Mario, el 17 diciembre 1936 y fue una hermanita irlandesa (Sister Oliva) la que les brindó el cuidado que necesitaban.                            
                                                      
Al año siguiente nace una niña y nuevamente llaman a las hermanitas. En esta ocasión fue Hna. Antonia Ariceta (argentina), quien los cuidó, ocupándose de la que necesitaban. Mamá y de ambos niños, ya que Jorge era aún muy pequeño. 
                                     
Sus padres y su abuela, se integraron como miembros activos de la fraternidad y las Mónicas, grupos de laicos muy dinámico en esa comunidad de Flores.
Jorge Mario conservó como algo muy valioso la cruz que se entregaba a las Mónicas y que perteneció a su abuela. 
En una oportunidad nos comentó que la tenía cerca de su cama y “es lo primero que veo al despertar”
 
Jorge Mario Bergoglio, joven sacerdote junto a sus padres y hermanos                             
El mantuvo una estrecha relación con las hermanitas, y desde que fue nombrado arzobispo de Buenos Aires visitaba asiduamente a hna. Antonia y la comunidad de la Inmaculada, en una relación muy cercana y fraterna.
 
Cuando Antonia festejó los 60 años de vida consagrada, en enero de 1999, él celebró la eucaristía en nuestra casa, recordando con mucho cariño que ella lo había tenido en brazos siendo bebé y todos los cuidados que había recibido, rememorando juntos algunas anécdotas vividas. 
 
Nos pedía que lo mantuviéramos al tanto de la salud de Antonia, sobre todo a medida que fue envejeciendo. Nuestra relación fue así muy fluida y frecuente.
 
 
En variadas ocasiones, compartió con algunas hermanitas que trabajaron en el Hospital de infecciosos, y la Villa 6, Cildañez, sus visitas pastorales o espontáneas a las familias de la villa, a los enfermos, teniendo especial atención con los más pobres y débiles.
                                                                  
El 15 de agosto de 2010 presidió la celebración de los 100 años de la llegada de las Hermanitas. La homilía de ese día ha sido publicada por separado, en esta página. 
  
Cardenal Bergoglio junto a Gerardo, diácono permanente y miembro del grupo de laicos “Familia de la Asunción”
 
De algún modo quisimos compartir los lazos que nos unen a este sacerdote, criado en una familia que compartió el carisma y espiritualidad de nuestra Congregación, y que hoy por la voluntad de Dios es nuestro Papa Francisco.
    
Nos alegramos con toda la Iglesia y con tod@s aquell@s que más allá de sus diversas religiones comparten este momento especial que vivimos.
    
Es sorprendente ver (por lo menos en Argentina) una reacción positiva en la gente que sin ser católicos manifiestan que ahora tienen más esperanza, deseos de continuar trabajando por la justicia, la paz, la dignidad de las personas… luchando contra la corrupción, la inseguridad… en medio de la realidad compleja que vivimos y donde el pueblo ya estaba muy descontento y cansado de luchar…                      
Que el Espíritu Santo ilumine a Francisco en esta difícil misión y la Virgencita de Luján (a quien él quiere mucho), lo siga protegiendo y animando como lo hizo con su hijo Jesús.
                                                             
Hermanitas de la Zona Sur de America latina
27/03/2013
Enregistrer au format PDF Imprimer l'article Enviar la referencia de este documento por email enviar por email
> Tous les articles remonter Remonter