Orar con Hermana Lilia Amparo, Columbia

Yo no soy Nada

Yo no soy nada, y del polvo nací,
Pero tú me amas y moriste por mí.
Ante la Cruz, sólo puedo exclamar,
Tuya soy, tuya soy.
 
Toma mis manos, te pido, toma mis labios
Te amo, toma mi vida, 
¡Oh! Padre tuya soy, tuya sor.
 
Cuando de reodillas te miro Jesús,
Veo tu grandeza y mi pequeñez.
Que puedo darte yo, sólo mi ser,
Tuya soy, tuya soy.
 
Toma mis manos, te pido, toma mis labios,
Te amo, toma mi vida,
¡Oh! Padre tuya soy, 
tuya soy.
 
Hermana Lilia Amparo, Columbia

01/03/2011
Enregistrer au format PDF Imprimer l'article Enviar la referencia de este documento por email enviar por email
> Tous les articles remonter Remonter