Orar con el Padre Pernet

Haz Dios mío que este Fuego que eres Tú
Nos transforme y haga de cada uno de nosotros un carbón ardiente,
Nos has enseñado las maravillas de tu Sabiduría,
Nos has comunicado la llama de tu Amor.
 
Nuestra vida debe ser la de Cristo,
Nuestra irradiación su caridad.
Comunicaremos de prójimo en prójimo
El calor que recibimos
 
Y llegaremos a transformar
a los que nos rodean 
Bajo la acción del Espíritu Santo
 
Por nosotros mismos no somos nada.
En el humilde sentimiento de nuestra debilidad
Seremos fuertes y poderosos,
Brasas ardientes
Inflamando todo a su contacto,
Portadores del Amor de Dios."
 
Etienne Pernet
01/03/2011
Enregistrer au format PDF Imprimer l'article Enviar la referencia de este documento por email enviar por email
> Tous les articles remonter Remonter