Nuestra vida y misión en Lima

El mes de mayo con la comunidad Pernet de Lima. Antes de despedirnos, les compartimos algunos otros rasgos de nuestra vida y misión.

Seguimos animadas con el proyecto de “Apoyo Escolar”. Este 2012 ya cumplimos dos años y medio compartiendo con estos “locos bajitos”. Entre risas, juegos y un cariño que crece, se van construyendo aprendizajes y se van abriendo espacios de socialización. El encuentro con los niños y niñas nos acerca a su realidad y nos abre nuevos motivos para seguir buscando cómo contribuir mejor a lo que viven. Esperamos con mucha ilusión la posible venida el próximo semestre de Freia, sobrina de May, voluntaria belga que conocemos hace ya varios años. Actualmente, Freia cursa estudios de reeduación en Bélgica. Desde allí está tramitando la posibilidad de venir por seis meses a Lima para hacer sus prácticas universitarias con los niños del apoyo escolar. Buena oportunidad para compartir vida y misión!!!
Con la comunidad cristiana, avanzamos en esta cotidianidad que se entreteje con acontecimientos diversos. La vida de los grupos, las celebraciones, los encuentros festivos, las acogidas y despedidas, las experiencias compartidas en torno a la Palabra, las situaciones del país que nos convocan en la esperanza o en el dolor…
 
Lo más significativo últimamente es el hallazgo de un joven policía del barrio que ya se daba por muerto después de un enfrentamiento en una región de la Selva, donde al parecer se va consolidando cada vez más una columna terrorista. Vecinos y amigos participamos en vigilias acompañando a la familia y haciendo presión al gobierno para que no cesara la búsqueda hasta encontrarlo vivo o muerto. Después de 17 días, apareció herido, maltratado y con signos evidentes de deshidratación; pero con vida, gracias a dos indígenas que le ayudaron y protegieron. Este acontecimiento es noticia en todo el Perú y lo vivimos de primera mano aquí en nuestro sector. Muchos medios de comunicación se han dado cita en el barrio para informar acerca de ello. El hallazgo días después del cadáver de otro de sus compañeros, gracias a la afanosa búsqueda por parte de sus familiares, ha despertado indignación en todos y ha puesto en tela de juicio la eficacia del ministerio de defensa y las irregularidades en los procedimientos de las fuerzas armadas del país. Hay todavía mucho por aclarar al respecto.
 
Junto a realidades como esta, la comunidad cristiana sigue creciendo en una dinámica de solidaridad y de compartir, con la que alimenta su fe y su esperanza. Así, crecemos juntos y juntas.
 
Dejamos aquí este compartir para dar paso a otras conversaciones “en familia”…
 
Hermana Rocío, Hermanita de la Asunción, Lima
14/06/2012
Enregistrer au format PDF Imprimer l'article Enviar la referencia de este documento por email enviar por email
> Tous les articles remonter Remonter