Nuestra vida en Ciutat Meridiana, Barcelona

- Maestro, ¿dónde vives? -Venid y lo veréis (Jn 1,38-39). Va a hacer dos años que nuestra comunidad llegó a vivir y compartir la vida al barrio de Ciutat Meridiana en la periferia de Barcelona. Un barrio que expresa su internacionalidad e interculturalidad a través de muchos rostros diferentes.

Somos una comuni-dad de cuatro hermanitas, Montserrat, Júlia, Carmen, Pilar, dos en edad laboral y dos jubiladas. Desde que llegamos quisimos hacer de nuestra casa un espacio de acogida, de encuentro, de compartir la mesa y la oración en una actitud de apertura, sencillez y naturalidad. 

Acoger y salir al encuentro de las personas, estar atentas a la vida, prestar pequeños servicios, crear lazos vecinales, animar a la participación, favorecer la convivencia con inquietud evangelizadora y de Justicia y Paz. Venimos participando en diferentes colectivos tanto sociales como pastorales, promoviendo la puesta en marcha de grupos de fe de Acción Católica: niñ@s, jóvenes y adultos. 
A partir de las relaciones de amistad que hemos ido tejiendo, desde la vida cotidiana y los compromisos apostólicos, hemos invitado a la oración comunitaria de los miércoles-tarde a algun@s jóvenes, tanto del barrio como de fuera de él.
 
También hemos ofrecido a jóvenes con los que estamos en relación, la posibilidad de releer la vida a la luz de la Palabra de Dios, una tarde de domingo al mes. Este tiempo de estudio de evangelio, ha resultado un espacio privilegiado de oración, reflexión, silencio, compartir, que se ha hecho enriquecedor para tod@s.
 
Para dar respuesta a la necesidad de aprender la lengua de muchas personas procedentes de Magreb, Pakistan, Nigeria, Ghana, Burkina Faso, étc. se han puesto en marcha desde las Cáritas de la Parroquia, unos talleres donde además de aprender español, se intenta crear lazos que favorezcan el conocimiento de las diferentes culturas. 
 
La mayor parte de las participantes son mujeres, resulta sencillo crear entre ellas un clima de compartir: costumbres, culturas y religiones. La Jornada Mundial por la Paz fue una experiencia muy bonita, donde tod@s nos encontramos en este deseo de trabajar por la PAZ, en la familia, en el trabajo, en el barrio, ese día acabamos con una oración. 
Es en esta realidad donde nos vamos enraizando donde vivimos la propuesta de nuestros Fundadores, Etienne y Antoinette “El Universo entero os está abierto” “Sois pequeñas pero vuestra Misión es inmensa”.
 
La semilla de nuestro Carisma, es como el grano de mostaza, que siendo pequeñita, tiene vocación de ir creciendo hasta llegar a convertirse en un gran árbol.
 
Hermanas Pili, Carmen, Júlia y Montserrat, Barcelona, Junio de 2011
 
26/09/2011
Enregistrer au format PDF Imprimer l'article Enviar la referencia de este documento por email enviar por email
> Tous les articles remonter Remonter