Navidad a través del mundo: pesebres y testimonios

Pesebres de Madagascar, Túnez, Portugal, Italia, Brasil, Francia, Peru...

He aquí algunos relatos de las fiestas de Navidad en países donde estamos en misión, con fotos. Estamos contentas de compartir estos momentos de gozo profundo.

 

MADAGASCAR :

Como en todas partes, la perspectiva de la fiesta y su preparación cambia el orden de de nuestro cotidiano y se resiente en el ambiente : la multitud se agolpa en el mercado para estrenar vestido, las familias se apresuran para matar cerdos o pollos…
En cada parroquia o distrito se proponen retiros, momentos para vivir el sacramento de la reconciliación, una novena de preparación para engalanarse el corazón et acoger al Señor que viene para habitar en medio de nosotros.
 
Cada día, niños y jóvenes participan en los ensayos para preparar poemas, cantos y representaciones de la velada relatando el nacimiento de Jesús.
Flores con profusión, cantos y gestos litúrgicos cantan la gloria de Dios.
El 25, misa solemne en que cada uno y cada una va a presentar su ofrenda al pesebre, luego, la cena familiar nos reúne de nuevo. 
 

FRANCIA :

« Jesús, María y José experimentaron lo que significa dejar su propia tierra y ser emigrantes: amenazados por la sed de poder de Herodes, no tuvieron más remedio que huir y refugiarse en Egipto (cf. Mt 2, 13-14). Pero el corazón materno de María y el corazón previsor de José, guardián de la Sagrada Familia, nunca perdieron la confianza de que Dios no los abandonaría nunca. Por su intercesión, que esta misma certeza sea siempre firme, en el corazón del emigrante y del refugiado ». Mensaje del Papa para el día de los emigrantes y de los refugiados 2014.


“Hoy, somos testigas de tantos sufrimientos : migraciones a causa de la violencia, del hambre, del miedo, de los atentados. El rechazo, el odio son amenazas que nos acechan.
Que la gracia de Navidad ilumine nuestra mirada para discernir los gérmenes de vida, los gestos de fraternidad y que seamos artífices de paz !” Es lo que les deseamos.

El Consejo Internacional ANDA

 

BRASIL :

 

 PORTUGAL :

No hay nada más tradicional en Navidad en Portugal que el pesebre. Es la alegría de pequeños y mayores a la hora de ir a buscar el musgo, de montar el pesebre, de disponer las distintas piezas y figuras, de acostar al Niño en las pajas.
Actualmente, ya se comienza a comprar todo hecho, y el musgo comienza a substituirse por otros materiales. Pero el pesebre no puede faltar.
En Portugal, estas tradiciones son muy antiguas (en torno al siglo XVII). Y preparado al comienzo de Adviento, sin la figura del Niño Jesús, que se coloca la noche de Navidad, después de la misa del gallo. El pesebre se desmonta al día siguiente de Reyes.

Pequeños o mayores, con pocas o muchas figuras, con o sin musgo, pero en muchos hogares la decoración no está completa sin este elemento religioso.

En la tradición portuguesa, las figuras que se colocan en el pesebre, además de la Sagrada familia (S. José, María y el Niño Jesús), de los pastores y algunos animales, y de los tres Reyes Magos, también encontramos figuras como el molinero y su molino, lavanderas, miembros de un rancho folclórico y otros personajes típicos de la cultura portuguesa. Tradicionalmente hecho con barro, podemos aún encontrar piezas de diversos materiales, desde tejido o madera hasta porcelana fina. A veces también se hacen pesebres vivientes, o sea, se colocan animales de verdad y personas para representar a la Sagrada Familia.

Navidad: Es la fiesta de la Familia
En esta noche se sueles reunir el mayor número posible de familiares. Las mujeres comienzan durante la tarde del día 24 a prepararlo todo para la Cena, que comienza alrededor de las 19h, ya que en este tiempo del año la noche comienza pronto.
En los preparativos se presta una especial atención a los dulces, que tradicionalmente constan de: rabanadas, aletria y revueltos, arroz dulce, albóndigas de chila, y calabaza pequeña, crema de leche, pan de Ló y en especial bolo-rey…

En la chimenea arde un tronco que permanecerá hasta la madrugada ofreciendo su calor acogedor en el frío de las noches de Diciembre…Junto a él, los niños y niñas juegan y ponen a asar las piñas, que desprenden un aroma de pino agradable, que perfuma el ambiente.

Según la región, la comida típica es siempre diferente. En el Norte de Portugal el plato típico de la Cena de Navidad es bacalao cocido con patatas, hortalizas y cebolla. El bacalao es seleccionado y todo está impregnado de aceite. Para acompañar se sirve el mejor vino verde tinto que se guarda para esta fecha.
Al final se sirven los dulces, acompañados con vino de Oporto.
Alrededor de la media noche, los niños y niñas se van a dormir, dejando junto a la chimenea, el zapatito para que el Niño Jesús coloque allí alguna prenda (actualmente el Niño Jesús es substituido por el Papa Noel y la chimenea es substituida por el árbol de Navidadl).
Los adultos se dirigen a la tradicional misa del gallo.


En el lugar de la Cena, no se retira nada de las mesas, ya que según la tradición los ángeles se sirven de la comida que queda de la Cena, para alimentarse.
El día siguiente es el día de mayor alegría para los niños y niñas, siendo habitual la carrera para ir junto al zapatito para abrir las prendas, algunas veces hay desilusión porque el Papá Noel no trajo lo que se había pedido…pero paciencia, es mejor que nada.

Para la comida, se asa el tradicional pollo relleno, con frutos secos y castañas, y la `ropa vieja´, confeccionada con el bacalao con patatas y hortalizas del día anterior…
Los pesebres no solo se exponen en iglesias, sino también en casas particulares y en muchos locales públicos

 

 

TUNISIA :

¡Navidad 2015 permanece el día de gozo y luz!
El encuentro de la humanidad de Jesús acompaña nuestros caminos complicados y en esta compañía acogemos al Emmanuel, que colma toda espera del único Salvador y regala la paz y el gozo profundos para compartir a nuestro entorno…

 

ITALIA :

El pesebre napolitano es una representación del nacimiento de Jesús ambientado tradicionalmente en Nápoles del Setecientos.
El primer pesebre en Nápoles aparece en un documento del 1025.
El arte del pesebre napolitano se ha mantenido inalterable durante siglos hasta hoy, convirtiéndose en parte del tradicional pesebre más consolidado y visitado de la ciudad.

De hecho, en Nápoles es famosa la via dei presepi (via san Gregorio Armeno) que ofrece un escaparate con todo el artesanado local acerca del pesebre. Además, son numerosos los museos ciudadanos (como el museo di San Martino o la reggia di Caserta) en los que están expuestas piezas históricas o escenas enteras que formaban parte de la ambientación en el nacimiento de Jesús

En el 1640, los maniquís conservan la cabeza y arte de madera, pero fueron realizados con un alambre revestido de estopa que permiten que las estatuas muestren posturas con más plasticidad. Hacia el final del Seiscientos nació la teatralidad del pesebre napolitano, enriquecida con la tendencia en mezclar lo sacro con lo profano, en representar según cada arte, la cotidianidad que animaba las plazuelas, las calles y callejones. Aparecen en el pesebre estatuas de los personajes del pueblo, como los enanos, las mujeres con el bocio, los mendigos, los taberneros, los huéspedes, los zapateros, es decir, la representación de los humildes y desamparados: las personas entre las que nació Jesús. Fue particularmente significativa la vinculación de los restos del templo griego y romano para subrayar el triunfo del cristianismo, surgido sobre las ruinas del paganismo, según una iconografía claramente mostrada en pintura.

En el Setecientos el pesebre napolitano vio su estación de oro, saliendo de la iglesia donde era objeto de devoción religiosa, para entrar en las moradas de la aristocracia. Los nobles y ricos burgueses rivalizaron por poner en marcha e implantar escenografías cada vez más rebuscadas. Giuseppe Sanmartino, el escultor napolitano más famoso del Setecientos, fue muy hábil para plasmar figuras en terracota y se inicio una auténtica escuela de artistas del pesebre.
La escena se representa cada vez más, fuera del grupo de la sagrada familia y más laicamente se interesa por los pastores, por los vendedores ambulantes, por los re Magos, y de la anatomía de los animales.

En verdad se podría decir que el pesebre napolitano ha sido y permanece un vehículo de identificación de la "gens napolitana" y del realismo que ha caracterizado la representación teatral y la producción cinematográfica napolitana.
Además, actualmente, el pesebre "clásico" partenopeo ha evolucionado: cada vez son más frecuentes las noticias de los nuevos y jóvenes artistas que han modernizado el arte del pesebre, creando nuevos y originales pesebres, pesebres en miniatura, pesebres en el interior de las lámparas, pesebres en el interior de un mejillón, de una rosa disecada, y aderezado en el interior de una lenteja y sobre la cabeza de una aguja, realizando así el pesebre más pequeño del mundo.

 

CANADA

 

PERU

Uniéndonos a la tradición de muchos de nuestros vecinos, llevamos ya varios años haciendo el pesebre en la comunidad. El rico y variado trabajo artesanal de las provincias andinas del Perú, nos ha permitido tener unas imágenes con características muy propias del poblador más originario de estas tierras peruanas en la zona de la Sierra, lugar de donde provienen la gran mayoría de familias del sector.

Aquí, en Perú, los pesebres más tradicionales, tienen siempre muchas figuras, como si en un pequeño espacio se quisiera representar todo el universo. Es tradicional que cada año se agreguen nuevas y coloridas figuras, lo que hace que sea cada vez más grande y completo. Nosotras, empezamos por hacerlo en un pequeño espacio de la sala, pero en los últimos años ya ocupa todo un patio de la casa.

Hacer el pesebre se ha convertido en una bonita oportunidad de visita y de encuentro con niños, jóvenes y adultos que vienen a nuestra casa para verlo. Quienes tienen su origen en la sierra del país, comentan sus costumbres y comparten sus recuerdos, mientras observan las imágenes y los distintos espacios del pesebre que intenta recrear la vida sencilla del campo. Solemos tener algunos dulces para convidar a los niños y, cuando es posible, cantamos juntos algún villancico!!!

25/01/2016
Enregistrer au format PDF Imprimer l'article Enviar la referencia de este documento por email enviar por email
> Tous les articles remonter Remonter