Marcha por la paz 9 de abril en Colombia

El 9 de abril del presente año, se dieron movilizaciones multitudinarias provenientes de los barrios populares más lejanos de Bogotá y en las principales ciudades del país. Centenares de personas vestidas de blanco provenientes de municipios cercanos viajaron hasta Bogotá para participar en la marcha capitalina con carteles alusivos a la paz, a las víctimas del conflicto armado, con el fin de reforzar la legitimidad del proceso de diálogo, manifestar el respaldo a los diálogos por la paz, la democracia y la defensa de lo público y para conmemorar el "Día de la memoria y la solidaridad con las víctimas"

El 9 de abril del presente año, se dieron movilizaciones multitudinarias provenientes de los barrios populares más lejanos de Bogotá y en las principales ciudades del país. Centenares de personas vestidas de blanco provenientes de municipios cercanos viajaron hasta Bogotá para participar en la marcha capitalina con carteles alusivos a la paz, a las víctimas del conflicto armado, con el fin de reforzar la legitimidad del proceso de diálogo, manifestar el respaldo a los diálogos por la paz, la democracia y la defensa de lo público y para conmemorar el "Día de la memoria y la solidaridad con las víctimas"
 
Durante la jornada, la alcaldía abrió al público el Centro de Memoria, Paz y Reconciliación. En el Centro, antes de dar inicio a la marcha, se hizo un homenaje a las víctimas del conflicto armado con presentaciones artísticas, entre las que se contó con la exposición de fotografía “Imágenes para resistir al olvido”
Este día se declaró cívico. El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, y el alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, marcharon juntos desde el Centro de Memoria, Paz y Reconciliación en un acto simbólico que invitaba a superar la polarización política y social y a respaldar la salida política negociada del conflicto armado.
 
Salimos con tres grandes banderas: un cese bilateral del fuego, transformaciones sociales, como garantías políticas, menos desigualdad en el campo y la necesidad de una asamblea nacional constituyente, porque está claro que con la actual institucionalidad del país, sobre todo ante los escándalos de la Rama Judicial, no vamos a poder construir la sociedad del pos-acuerdo”.
 
Los diálogos de paz que el Gobierno de Colombia mantiene con las FARC en La Habana parecen avanzar con buen rumbo y una gran esperanza de poner fin a más de cincuenta años de conflicto armado. A pesar de contar con el respaldo de amplios sectores de la población colombiana, las conversaciones no han estado exentas de controversia, ya que algunos se oponen a la negociación con el principal grupo insurgente del país.
 
Nosotras, hermanitas, participamos con las Mujeres Ecuménicas Constructoras de Paz y con la Mesa Ecuménica por la Paz, organizaciones a las cuales pertenecemos.
 
Al final tuvimos un concierto por la paz, con canciones alusivas a la paz y animado por grandes artistas colombianos de diferentes regiones.
 
Hermanas Hilda y Blanca Marina
04/05/2015
Enregistrer au format PDF Imprimer l'article Enviar la referencia de este documento por email enviar por email
> Tous les articles remonter Remonter