Maestro ¿Donde vives?

Por: Omaira

Maestro donde vives…
Jesús les contesto: ven a verlo. (Mt. 1 38-39)
Traigo esta cita bíblica por que recuerdo mi inquietud por conocer una comunidad en donde pudiera asumir un compromiso de discipulado de servicio y de entrega, fueron varias comunidades a las que les escribí en internet manifestándole mi inquietud de conocerlas, pasaron los días y la única que atendió a mi solicitud… ¡Laicos Asuncionistas! El encuentro con cada uno de ellos fue maravilloso y con el tiempo me intereso en conocerlos más y de paso conocer las Hermanitas Asuncionistas, con todo esto sentí que Jesús me decía:
Ven a ver…. Ven a descubrir…Ven a conocer…Ven a discernir
 
Y fue así que en entre a la comunidad iniciando la etapa del aspirantado en la ciudad de Medellín “Barrio la Milagrosa”, lugar de acogida por parte de todos los paisistas y eso si, agradeciendo y resaltando a la comunidad la Milagrosa en donde se siente la fraternidad, el cariño, cada una de las Hermanitas: Lilia Amparo Ruiz, Luz Stella, Lucia y Mónica han sido mujeres ejemplares y edificantes en este proceso; sus chistes, su manera de orar, la vida comunitaria, la vida apostólica, y la Libertad. 
 
Para mi todo ha sido una NOVEDAD, es una cajita de sorpresas que aun me falta por descubrir.
 
En la parroquia los catequistas nos estamos preparando para recibir a los niños y jóvenes del cual el padre Juan José ha decidido en esta preparación dejar las cartilla de lado y ser mas dinámicos, esto ha hecho que cada uno busque de la forma mas creativa los temas propuestos, es muy interesante como se preparan los temas ya que la dinámica consiste enseñarnos a nosotros mismo como si fuésemos niños para luego dar nuestro punto de vista y mejorar el encuentro de cada catequesis, esto hace que Jesús lo conozca desde lo vivencial, del ahora, del pueblo. 
Además tuve la oportunidad de conocer la comunidad de Aures cada uno compartió su vivencia e inicio en la comunidad del cual se siente que la familia asuncionista es muy grande, fue hermoso el compartir y mas aun su trabajo en común unidad “tarjetería”; estas mujeres desde su entorno familiar, de su cotidianeidad, y desde su vidas son mujeres verdaderamente comprometidas por el anuncio y extensión del Reino de Dios.
Sin dejar atrás la Comunidad de Villatina del cual no me dejo de sorprender la vivencia de dos comunidades religiosas Compañía de María y Hermanitas Asuncionistas la cual he destinado llamarlas comunidad de la Juventud acumulada, lugar de una acogida y lo mas importante que desde su singularidad es que somos hermanas siguiendo a un mismo Amor “Jesús”.
Agradezco a todas las hermanitas de la comunidad por su acogida, sus oraciones; pues fui a ver donde Vivian, como vivían y me ha encantando lo que visto, lo que he vivido y lo que he aprendido. 
 
05/04/2012
Enregistrer au format PDF Imprimer l'article Enviar la referencia de este documento por email enviar por email
> Tous les articles remonter Remonter