Luchando por más vida

En 2010 llegábamos en el Barrio Alto do Moura, Caruaru, Brazil

El veintinueve de julio del 2010 llegábamos a la calle Manoel Olegário do Vale en el Barrio Alto do Moura, ubicado a siete quilómetros del centro de la ciudad de Caruaru. Nuestro barrio es un centro cultural del arte figurativa en el barro, esto ya a muchas generaciones.
El barrio tiene solamente una calle pavimentada, las demás, sus paralelas, se constituyen en nuevos barrios y se quedan abandonadas por el poder público.
Adonde vivimos no hay saneamiento básico, tampoco hay iluminación ni agua. Solo hay en una calle, en las demás los vecinos hacen ligaciones clandestinas y compran agua para beber y para cocinar.
Desde que llegamos nos demos cuenta de esta precariedad de los que aquí viven: no hay desagüe, las fosas se llenan y transbordan contaminando el suelo.
Nuestros vecinos son mayormente parejas con niños pequeños. Muchos de ellos vinieron de otras ciudades y pueblos cercanos a nuestro barrio. Muchos aprenden luego el arte del barro y se vuelven artesanos, confeccionando piezas, quemándolas y pintándolas.
 
Al percibir el sufrimiento de nuestro pueblo que necesita comprar agua para sus necesidades domésticas y con probables problemas de salud por falta de saneamiento, en la cuaresma del 2011 empezamos por convocar algunos moradores y empezar una conversa a respecto de cómo veían la situación, cuáles eran sus preocupaciones y propuestas. Se realizaron reuniones en las que la población decidió hacer una petición recogiendo firmas para reivindicar agua potable, iluminación, saneamiento y seguridad. Esto lo hicimos en conjunto con la Asociación de los Artesanos del Barro y Moradores del Alto do Moura. Un equipo se encargó de llevar estas firmas hasta las perspectivas entidades públicas.
De parte de la Policía obtuvimos una buena acogida y pronta respuesta, vino un de sus encargados al barrio para conversar con la población.
Ya hicimos diez reuniones con los moradores y sacamos un equipo para acompañar las reivindicaciones y demandar respuestas de las entidades implicadas.
 
Y se sigue la lucha por los derechos humanos de todo ciudadano y ciudadana.
Un pueblo, que hace mucho tiempo viene siendo engañado y desrespectado pierde la esperanza. Lo que intentamos hacer es levantar su auto-estima, esclareciendo que la lucha es de todos y la importancia de la unión de todos independiente de su religión o su partido político.
Que siga la lucha!!!
 
Hermana Olga, Lima
 

 

23/05/2012
Enregistrer au format PDF Imprimer l'article Enviar la referencia de este documento por email enviar por email
> Tous les articles remonter Remonter