Las Hermanitas en Filipinas

Situación política en Las Filipinas 2012

Cuando las Filipinas adquirieron la total independencia de los Estados Unidos el 14 de julio de 1946, subió al poder un gobierno democrático. El primer Presidente fue Manuel Roxas. Desde entonces varios gobiernos, que se pretendían democráticos, han metido mano en la vasta riqueza del país. En 1972 el presidente Marcos declaró la ley marcial, que estuvo en vigor durante 14 años, hasta que fue depuesta por la revolución de 1986.
En febrero de 1986, el régimen de Marcos fue derrocado por una insurrección popular sin efusión de sangre. Después de esta sublevación conocida bajo el nombre de EDSA que designa el lugar donde tuvo lugar la confrontación con los militares, Cory Aquino, cuyo marido había sido asesinado, tomó de mala gana la presidencia, intentando restaurar un poco de justicia en el país, un país en que el 1% de 96 millones de habitantes poseen el 70% de la riqueza. Durante su presidencia, la oposición política le impidió hacer todo lo que ella hubiera deseado.
 
En el 2010, después de la muerte de Cory Aquino se pidió que su hijo se presentara a las elecciones siguientes. Este aceptó y centró su campaña sobre la erradicación de la corrupción, que es el primero de los motivos de la aplastante pobreza de la mayoría de los filipinos. Aunque era ya senador yo nunca había oído hablar de él antes. No parecía con muchas ganas de asumir la Presidencia. Pero estaba rodeado de muchos políticos que se declararon prestos a ayudarle en su tarea.
Benigno Nonoy Aquino III fue elegido Presidente en las elecciones del 2010 por una gran mayoría, incluso a pesar de que su partido político no obtuvo la mayoría en el Senado.
 
La tarea que emprendió fue atacar la plaga de corrupción y de sobornos en cada capa de la sociedad, y garantizar un reparto equitativo de las riquezas del país. ¡Una tarea de gran envergadura!
Para muchos, esto parecía del todo imposible, y se instaló el escepticismo. Incluso el sistema Judicial no estaba libre de sospecha y en el momento en que os escribo, el Senado ha emprendido un proceso de destitución del juez Corona, el presidente de la Corte Suprema (la más alta instancia judicial en Las Filipinas…
 
La prensa aporta sin cesar casos de encuestas sobre prácticas de corrupción y de negocios sucios concerniendo a las pasadas administraciones: desvío, malversación de fondos por las fuerzas militares y la policía, etc. Poco a poco algunas personas son designadas como responsables de estas acciones; desvío de dinero, ausencia de rendimiento de cuentas en muchos años, además de numerosas negociaciones dudosas.
Uno de los primeros cambios fue la prohibición del “wang, wang”, una práctica utilizada por aquellos que se consideraban como VIP y que ponían una sirena encima del capó del coche para adelantar a los otros en la carretera. Ahora solo los vehículos de urgencia están autorizados a llevarla. Incluso el presidente no la utiliza.
 
Yo veo ya algunos cambios de actitudes en relación al mantenimiento de las infraestructuras; existen pequeñas mejoras en el ámbito de la educación, de la sanidad, etc. Los planes de alquiler garantizan viviendas decentes para los militares y el personal policial. Se hacen esfuerzos para garantizar viviendas para los pobres a precios abordables en esta ciudad de Manila donde tantas familias viven en la calle.
 
Un informe publicado recientemente por UNICEF indica que el 49% de la población de este país, es decir 45,6 millones de personas, viven en las ciudades.
 
Un Forum de las Naciones Unidas en Manila estima que sobre los 11,5 millones de habitantes en la aglomeración de Manila, cerca de 1,7 millones de niños (de 570.000 hogares) viven en la máxima miseria en barroquismo informal. Solo el 69% de estas familias tienen acceso al agua potable, y el 89% a servicios o aseos. Los niños que viven en zonas urbanas más pobres sufren indigencia en muchos aspectos: No tienen viviendas decentes, están expuestos a riesgos de enfermedades, tienen un acceso limitado al agua potable, están expuestos a abusos y explotación, no reciben los cuidados necesarios. El mismo Forum indicaba que un número inquietante de niños son introducidos muy pronto en el mundo del crimen. Entre 1995 y 2000, 52.500 niños, en conflicto con la ley, fueron arrestados en el país… ¡Lo que equivale a un niño por hora!
El Ministro de Asuntos Sociales del Presidente Aquino está a punto de poner en marcha programas de reducción de la pobreza a través de transferencias condicionadas de dinero.
El dinero entregado a las familias muy pobres aliviará el hambre durante un tiempo y permitirá a un mayor número de niños ser vacunados e ir a la escuela, pero esto no tendrá efecto sobre las causas más profundas de la pobreza y del hambre en Las Filipinas.
El desenlace del proceso del Juez Corona será decisivo según que él responda o no a las esperanzas de la población para un auténtico cambio en esta tierra de Las Filipinas.
 
Las Hermanitas de Malibay, Filipinas
09/05/2012
Enregistrer au format PDF Imprimer l'article Enviar la referencia de este documento por email enviar por email
> Tous les articles remonter Remonter