Jornada mundial de los emigrantes - 18 de diciembre

Oración por los nomadas entre fronteras

PREPARACION: Invitar a las personas que desean orar juntas a traer materiales para compartir como símbolos de acogida a quienes vienen a nuestro país en busca de una vida mejor. Por ejemplo, productos de higiene, ropa apropiada para este clima, calcetines, etc. En el lugar de reunión, poner una maleta o una mochila vacìas, o un trozo de tela que se pueda atar en forma de fardo, de paquete. Pedir a la gente que dejen allí sus donativos. Después, entregar el contenido a una asociación caritativa o, directamente, a las personas que lo necesiten.
 
1° Lector/ Lectora: Como descendientes de la tradición Judeo-Cristiana sentimos la responsabilidad de ocuparnos de las personas emigrantes ya que, como bien sabemos, nuestros antepasados en la fe también fueron emigrantes en una tierra extranjera. Las raíces de nuestra fe se remontan a un pueblo al que Dios llamó a emprender una aventura que lo llevaría muy lejos de su entorno familiar. En el capítulo 12 del primer libro de la historia de nuestra salvaciòn, leemos : “Dios dijo a Abram : ‘Vete de tu tierra, y de tu patria, y de la casa de tu padre a la tierra que yo te mostraré... Abram (y Sara) hicieron lo que el Señor les había dicho...”. Hacia el capítulo 14, cuando estaban acampados en Mambré, en la tierra de Canaán, sus vecinos les llamaban hebreos, que significa: “que han llegado de lejos”. Estos antepasados nuestros eran hombres y mujeres que tuvieron que abandonar sus fronteras en busca de la vida mejor que Dios les había preparado. Y, también sabemos que los pueblos vecinos los consideraban unos intrusos que hubieran hecho mejor permaneciendo en su propia tierra.*
 
2° Lector/ Lectora: Cuando, siglos más tarde, las autoridades egipcias se sintieron amenazadas por el crecimiento demográfico quienes habían invadido su territorio y decidieron reducirlos a la esclavitud, Dios escuchò el clamor de su pueblo: “El clamor que brotaba del fondo de su esclavitud subió hasta Dios. Oyó Dios sus lamentos y se acordó de su alianza con Abrahám, Isaac y Jacob. Vió a los hijos de Israel y entendió...”. Dios, entonces, llamó a Moisés para que condujera a este pueblo de exiliados hacia la libertad, dijo: ”He visto la aflicción de mi pueblo en Egipto y he escuchado su deseo de libertad, pues conozco sus sufrimientos. He bajado para librarlos de la mano de los egipcios y para hacerlos subir, de esta tierra, a otra tierra buena y espaciosa... Ahora, pues, ve: yo te envío para que saques a mi pueblo de Egipto. ” (Ex. 2, 23, 3,10).
 
3° Lector/ Lectora:  Oremos por las personas que se ven obligadas a dejar su hogar o que tienen que huir de su país, porque su vida y la de de sus familias corre peligro:
Por los 214 millones de hombres, mujeres y niños que, actualmente, son emigrantes internacionales;
por los más de 42 millones de personas que, en todo el mundo, se han visto desplazados por la fuerza, a causa de la violencia, la persecución, el cambio climático, la pobreza extrema o los desastres naturales;
por los 35’4 millones de personas refugiadas, en asilo político o desplazadas en sus propios países, que están bajo la protección del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados;
por otros hombres y mujeres que conocemos por su propio nombre...
 
Antífona - TODA LA ASAMBLEA : “Que por las entrañas de misericordia de nuestro Dios, la aurora que nos visita de lo alto, brille sobre quienes moran en tinieblas y en sombras de muerte y guíe nuestros pasos por el camino de la paz.” (Lc 1, 78- 79).
 
Salmo 18 (extractos) [ alternando en coros o invitando a la asamblea a orar individualmente, por turno, los versículos del salmo 18. O, si se prefiere, cantar Be Not Afraid by Bob Dufford, SJ , que se basa en Isaías. 43, 2-3]
Te amo, Señor, mi fortaleza, mi roca, mi alcázar, mi libertador
Te invoco y me libras de mis enemigos.
Me rodeaban los lazos de la muerte, las olas me llegaban hasta el cuello.
En mi angustia clamé a ti, Dios mío.
Tú me escuchaste , mi grito llegó a tus oídos.
Desde lo alto extendiste tu mano y me sacaste del abismo profundo de las aguas.
Me libraste del poder de mis enemigos, de unos adversarios más fuertes que yo.
Me atacaban en el día de mi ruina, pero tú, mi Dios,viniste en mi ayuda.
Me libraste y me salvaste, porque me amabas.
Tú eres, Señor, la lámpara que me alumbra, tú iluminas las tinieblas que me rodean.
Con tu ayuda me enfrento a una banda armada, contigo, contigo, Señor, escalaró las
 murallas.
Tú, Dios misericordioso, proteges a quien se refugia en ti.
 
Antífona : “Que por las entrañas de misericordia de nuestro Dios, la luz que nos visita de lo alto, brille sobre quienes moran en tinieblas y sombras de muerte y guíe nuestros pasos por el camino de la paz.” (Lc 1, 78- 79).
 
4° Lector/ Lectora : Oremos por las personas que tienen que emigrar y por aquellas a quienes Dios envía en su ayuda :
Dios compasivo, tú quieres la liberación de las víctimas de la opresión y la injusticia:
R: Ayúdanos a luchar para romper los yugos de la pobreza y de la violencia que oprimen
a tu pueblo.
4° Lector/ a: Dios liberador, tú abres caminos en medio del desierto, manantiales que no se agotan:
R.: ( señalando la maleta) Que sigamos buscando la manera de compartir nuestro pan con los hambrientos y de vestir a quienes han tenido que abandonarlo todo.
4° Lector/ a : Dios, nuestro refugio, tú quieres que tu pueblo viva seguro , con paz y prosperidad: 
 R.: Que sepamos ayudar a los emigrantes a reconstruir sus vidas ofreciéndoles seguridad y acogida.
4° Lector/ a: Cristo, tú eres luz para quienes caminan a tientas en las tinieblas:
R. : Ayúdanos a difundir tu luz, que elimina las injusticias sistémicas y muestra el camino
para construir un nuevo orden mundial basado en relaciones de justicia. Que tu
pueblo y la creación entera puedan vivir en paz y prosperidad. (Basado en Isaías, 58, 6-12)
 
Antífona : “Que por las entrañas de misericordia de nuestro Dios, la luz que nos visita de lo alto, brille sobre quienes moran en tinieblas y sombras de muerte y guíe nuestros pasos a través de todos los confines del mundo y por el camino de la paz.” AMEN
 
(“Caminos de libertad “ , por los Rabinos Arthur Waskow y Phyllis Berman. Capítulo 9).
 
 
Commission for Justice, Peace and Integrity of Creation 
USG/UISG Secretariat
Via Aurelia 476, 00165, Rome, Italy. 
Email: jpicusguisg@lasalle.org 
www.jpicformation.wikispaces.com
18/12/2012
Enregistrer au format PDF Imprimer l'article Enviar la referencia de este documento por email enviar por email
> Tous les articles remonter Remonter