Inglaterra - La vida en la parroquia de Nechells, Birmingham

El cambio es necesario para el crecimiento ; rezamos para que, como María que fue con gozo para estar con su prima Elisabeth en la hora de la necesidad, nosotras estaremos abiertas para ir con Cristo a cualquier sitio donde El nos conduzca, llevándolo en nosotras para compartirlo con los que encontremos.

Hace más de 20 años yo llegué a esta parroquia de extrarradio de Birmingham: St. Vincent de Nechells. Durante años la parroquia parecía funcionar bien, con pocos cambios, la vida cotidiana seguía su curso, los parroquianos ayudaban y compartían recípro-camente sus vidas; mi misión aquí es la de una hermana de la parroquia comprometida en la catequesis, la preparación de adultos a los sacramentos del Bautismo, de la primera Comunión y de la Confirmación. Mi trabajo se realizaba igualmente en la escuela con niños y jóvenes: les preparaba a los sacramentos junto a sus maestros. Desde hace diez años tenemos el mismo sacerdote que es también canciller de la Diócesis de Birmingham, un trabajo que le obliga a actuar fuera de la parroquia a diario. Él sentía una gran admiración por el carisma de las Hermanitas y nos ayudaba todo lo que podía en Nechells y en Birmingham cuando era posible o necesario. Sin embargo, nada es permanente, y para que haya crecimiento el cambio es necesario: el Padre John ha sido nombrado rector del Colegio de Beda en Roma, y el P. Solomon Ghebrey, sacerdote lazarista originario de Eritrea, ha sido nombrado para remplazarle. El padre Solomon había trabajado durante varios años en Sheffield, así que el hecho de ser nombrado para nuestra parroquia fue un trabajo novedoso para él.
 
Desde su llegada, no solamente se adaptó bien a nuestra parroquia, sino que también la ha transformado, invitando a los residentes más mayores a acoger toda una nueva comunidad, para que esta participe a la puesta en marcha de un apostolado compartido. El P. Solomon es responsable de los inmigrados eritreos de Birmingham, y en lugar de ponerlos aparte, él les ha integrado en el barrio. Ha nacido una nueva vida de estos dos grupos que se han enriquecido mutuamente.
 
 Un paseo con la parroquia
 
Donde antes había una comunidad envejecida, hay ahora una comunidad joven y dinámica, enriquecida por esta mezcla; la liturgia es viva gracias a los cantos y las danzas del continente africano, y los Eritreos están integrados en la vida de la parroquia, y aprenden a hablar inglés.
 
Yo formo parte de la comunidad de Hermanitas de Kingstanding y las otras dos Hermanas se unen a mí en Nechells o bien yo me junto a ellas en Kingstanding para la preparación del Capítulo o para todas las celebraciones que podemos tener en una u otra parroquia. Desde la llegada del P. Solomon, vivo una experiencia cultural muy fuerte. Los Eritreos siguen el calendario Juliano, por eso las fiestas de Navidad y Pascua caen en fechas diferentes de las de los demás católicos. He estado verdaderamente impresionada por su manera de preparar estas fiestas con tanto fervor, y toda la parroquia ha sido edificada por su ejemplo en el ayuno y en la fiesta, a los que fuimos invitados a participar. Incluso con mis 92 años, aprendo nuevas maneras de celebrar y de compartir. Sus celebraciones del Matrimonio y del Bautismo son una real fuente de gozo para toda la comunidad, y aprendo a ir a su ritmo y a respetar sus costumbres. ¡Qué bueno es ver cómo los niños pequeños aprenden a rezar y a ser respetuosos en la Iglesia…! ¡Tienen tanta sed de aprender!
 
Hna Mary Carroll con los niños de Primera Comunión
 
La celebración Eucarística de los Eritreos puede durar hasta dos o tres horas, con danzas y cantos magníficos; hay que decir que esto no es habitual para nosotros los ingleses, pero podemos apreciar lo que significa ser Eritreo. La fe es en verdad vivida y nutrida, y la gente está invitada a vivir concretamente esta fe en sus vidas cotidianas.
 
A los jóvenes, chicas y chicos, se les anima a ser monaguillos, los jóvenes adultos hacen las lecturas en la Misa con facilidad, y los ministros de la Eucaristía son cada vez más numerosos. Como el Padre Solomon es Lazarista, también tiene la preocupación por los pobres y por las personas más disminuidas de la parroquia y siempre está saliendo para hacerles visitas cuando es necesario; tiene, en particular la preocupación de enfermos y ancianos, y me manifiesta una amabilidad excepcional.
 
El cambio es necesario para el crecimiento, pero las bendiciones y la paz que Su presencia nos aporta aquí es pretexto para dar gracias todos los días. Nuestro carisma está vivo y activo entre la población, incluso aunque nosotras tengamos ya el aire de ser un vestigio de la Congregación en Inglaterra y en el País de Gales, la llama del amor arde siempre y resplandece.
 
Ahora que nosotras empezamos la preparación del Capítulo general, sabemos que nuestra contribución es importante ya que tenemos fe en la mecha que todavía humea, y rezamos para que, como María que fue con gozo para estar con su prima Elisabeth en la hora de la necesidad, nosotras estaremos abiertas para ir con Cristo a cualquier sitio donde El nos conduzca, llevándolo en nosotras para compartirlo con los que encontremos.
 
Doy gracias infinitas a los miembros del Consejo general por la manera como ellas nos guían en la preparación del Capítulo; y que todas las hermanas que están preparando su profesión definitiva estén seguras de mi afecto y de mis oraciones.
 
Mary Carroll

 

16/09/2016
Enregistrer au format PDF Imprimer l'article Enviar la referencia de este documento por email enviar por email
> Tous les articles remonter Remonter