Esteban Pernet : su vocación

Esteban Pernet nació el 23 de Julio de 1824 en Vellexon un pequeño pueblo de Franche Comté (al este de Francia), en una familia cristiana, rural y muy modesta. Su padre era obrero agrícola y trabajaba como minero en los altos hornos de las minas de hierro. Su madre Magdeleine Cordelet era partera en el pueblo. Esteban era el segundo de siete hijos de los cuales solo cuatro sobrevivirán.

 
Desde niño, deseaba ser sacerdote. Su padre muere cuando sólo él tiene 14 años.
 
Su personalidad fue modelada por su madre, una mujer sencilla muy querida en su pueblo. A pesar de la situación económica precaria en que vivían, su madre no puso obstáculo a su vocación y Esteban entra al seminario. Tiene una inteligencia viva y un temperamento simple.
 
Después de su primer año de teología, deja el seminario para un tiempo de reflexión; tiene 20 años. Durante 4 años trabaja como preceptor en una escuela.
 
En 1848, como tantos otros jóvenes del medio rural, se ve obligado a emigrar a París para buscar trabajo. Vive las mismas dificultades de todos los que llegan a la gran ciudad, sin experiencia, sin amigos, con la nostalgia de su región. Desamparado, se enferma. Cada día va a "Nuestra Señora de las Victorias" para pedir la luz sobre su vocación. Sigue interrogándose sobre lo que Dios espera de %e9l, hasta piensa en irse a países lejanos en misión.
 
A través de una serie de acontecimientos, conoce a Madre M. Eugenia de Jesús, fundadora de las Religiosas de la Asunción que le propone de trabajar en el Colegio del Padre d’Alzón en Nîmes.
 
 
13/05/2011
Enregistrer au format PDF Imprimer l'article Enviar la referencia de este documento por email enviar por email
> Tous les articles remonter Remonter