España - La oración de los martes

Marga Luque, del grupo de laicos Tesoros Comunes de Barcelona, y miembro del Equipo de PJV del Territorio España-Portugal, nos comparte unas palabras de su experiencia de relación con la comunidad.
Hace unos cuatro años más o menos que un día a la semana tengo una cita ineludible con Jesús. Sí, los martes en el pequeño oratorio del barrio donde viven las hermanitas de Ciudad Meridiana en Barcelona, Él se hace presente, compartiendo la oración desde lo cotidiano de una forma sencilla.
 
Durante este tiempo, he vivido cómo la comunidad abría su casa y su oratorio para que nosotros tuviéramos un espacio de encuentro, un espacio que ha dado otros muchos frutos y en donde hemos ido tejiendo lazos de amistad, de familia, que en algunos casos perduran a pesar de las distancias. 
 
Durante este tiempo, he sabido reconocerTE Jesús a través de los otros, de sus vidas, de su día a día, de sus alegrías, y de sus sufrimientos…Te he reconocido en los brazos de Lea (de Costa de Marfil) consolando al pequeño Xavi; en la alegría de Xavi dando sus primeros pasos; en Michelle (de Ghana) mientras te buscaba en su Biblia interactiva en ingles; en Jesús intentando seguir la canción; en el rostro triste y cansado de Auxi (de Guinea, y mama de Jesús); en la sonrisa de Judith; en la fuerza de Ana para no darse por vencida y en su capacidad para reponerse a la enfermedad; en el trabajo incansable de Cristina (de Rumania) y en el recuerdo a su familia lejos de ella; en el cuadro que preside el oratorio y que pintaron para las hermanitas la familia Gómez Moreno (del grupo Tesoros Comunes); en las manos que decoraron el oratorio con símbolos venidos de otros países; en las vidas tan duras de algunos de los vecinos de este barrio cuando Montse y Julia nos la comparten; en los alumnos de Carmen y las escuelas por donde va dejando su huella…
 
Durante este tiempo, he experimentado que eso que dijiste a tus discípulos “donde hay dos o tres reunidos en mi nombre, Yo estoy en medio de ellos" (Mt 18, 15-20) es cierto, que estás en medio de nosotros y que reunidos en tu nombre, compartiendo oración y mesa, vamos creyendo y construyendo que otra realidad es posible y que está en nuestras manos ofrecerla.
 
Durante este tiempo, esta cita ineludible de los martes contigo me hace sentir que la vida está hecha de las pequeñas cosas del día a día y que Tú estás ahí.
 
Gracias Montse, Julia y Carmen por ofrecernos este espacio de oración, por acercarnos a Él.
Marga
24/11/2014
Enregistrer au format PDF Imprimer l'article Enviar la referencia de este documento por email enviar por email
> Tous les articles remonter Remonter