En 2012, llamados a vivir en solidaridad, a construir la Paz…

2012 es el año de la Fe. Que los Cristianos abran las puertas a la diversidad, a lo inesperado, a una verdadera Vida. Sólo juntos podremos construir un mundo según el Amor de Dios.

La Iglesia celebra los 50 años de Vaticano II, mientras se abre el año de la Fe. Que el Espíritu, que sigue soplando en el corazón del mundo, sea entendido por todos los cristianos, y que no se refugien en las prácticas del pasado, sino que abran las puertas a la diversidad, a lo inesperado, a una verdadera Vida.

Entre los 7 mil millones de habitantes de la tierra, un cuarto vive bajo el umbral de extrema pobreza. Las desigualdades entre ricos y pobres van creciendo, y por supuesto, los pobres son las primeras víctimas de la crisis. Existen asociaciones que invitan a la solidaridad y al compartir, atentas a que todos tengan vida. Que los corazones de la mayor parte de la gente se dejen tocar.
 
Varios países van a elegir su presidente, entre ellos Rusia, Francia y los Estados Unidos. Que los candidatos no pongan su interéses personales por encima de los del país… y que los pequeños, los empobrecidos, los inmigrantes tengan un verdadero lugar en su programa. 
 
El Planeta va calentándose, hay cada vez más tifones, inundaciones, incendios y terremotos. 2012 será el año internacional de la energía. Que cada uno sea más consciente de que la tierra nos la confió Dios para que la hagamos habitable y no para que la explotemos según nuestros intereses del momento. 
 
Hay naciones que viven situaciones de guerra, de dictadura, de terrorismo. Algunas se levantan con coraje y tenacidad para enfrentarse a los sistemas autoritarios. No nos contentemos con deplorar la guerra y soñar con la paz para los demás países. Donde vivimos, arriesguemos por la paz, acogiendo a los que son diferentes de nosotros, confiando en ellos. Sólo juntos podremos construir un mundo según el Amor de Dios. 
 
Marie-Claire, Hermanita de la Asunción
 
06/01/2012
Enregistrer au format PDF Imprimer l'article Enviar la referencia de este documento por email enviar por email
> Tous les articles remonter Remonter