El Carisma de las Hermanitas desde las origenes

Las Hermanitas de la Asunción quieren ser profetas y contemplativas para el mundo de hoy.

"Estamos impacientes por ver reunidos en Jesucristo, Señor del mundo y de la historia, a todas las naciones y a todos los pueblos en la única familia de Dios." (Regla de Vida n°149)

En seguimiento de Jesucristo Servidor y Salvador, las Hermanitas de la Asunción son :
  • enviadas para anunciar la Buena Noticia de Salvación "a los pobres, a los obreros y a sus familias" para manifestarles el amor de Dios a través de toda su vida: "que vuestras obras hablen Jesucristo".
  • enviadas a "reunir un pueblo para Dios". Trabajan para que las personas entren en diálogo, experimenten la confianza, la amistad, la solidaridad y participen progresivamente en la construcción de un mundo donde todos estemos "reunidos en la unidad de los hijos de Dios dispersos" (Juán 11,52)
Se comprometen a favorecer las comunidades de Fe, las "Fraternidades". Allí cada uno descubre la ternura y misericordia del Padre. Cada uno está invitado a reconocerse como parte de la Iglesia.
 
Lo que anima la vida personal y comunitaria de las Hermanitas es la pasión por "Procurar la Gloria de Dios y la salvación de los pobres y sencillos."
14/05/2011
Enregistrer au format PDF Imprimer l'article Enviar la referencia de este documento por email enviar por email
> Tous les articles remonter Remonter