Desaparición en Republica democratica del Congo

Desde el 19 de octubre de 2012, los Padres Jean-Pierre Ndulani, 50 años, Edmond Kisughu, 53 años, y Anselme Kakule Wasukundi, 41 años, han desaparecido.

Desde el 19 de octubre de 2012, los Padres Jean-Pierre Ndulani, 50 años, Edmond Kisughu, 53 años, y Anselme Kakule Wasukundi, 41 años, han desaparecido. Estos tres religiosos de la Congregación Asuncionista se encontraban en la casa parroquial de la Iglesia Nuestra Señora de los Pobres que la comunidad fundó hace ya 70 años, donde son los responsables de una escuela secundaria de 450 alumnos entre mujeres y hombres. Durante la noche, hombres armados entraron en la casa. Ellos los secuestraron sin robar nada, dejando solo al Párroco, el Padre Joseph Paluku, 45 años, que resistió a los agresores que intentaron entrar en su habitación. “Después de las constataciones realizadas los días siguientes al secuestro, la policía no ha realizado ninguna investigación seria”. El Padre Emmanuel Kahindo, Vicario General de la Congregación, se lamenta de esta situación. La falta aumenta en la medida que no hay interés de parte del gobierno, acaparado por el conflicto abierto con la milicia M23 en el Nord-Kivu.

¿Este secuestro es un acto premeditado, un acto de intimidación hacia la Iglesia? El Padre Emmanuel dice: “Para responder es necesario considerar la situación socio-económica del país. La Iglesia prácticamente es la única que reclama contra las violaciones de los derechos de los pueblos, contra las explotaciones de las riquezas del país y la violencia de los grupos armados en la región, contra la hipocresía de la comunidad extranjera y el letargo del gobierno… solo ella se atreve a decir cuál es la voluntad del pueblo y pedir la paz”
 
La Diócesis de Butembo-Beni, de la cual depende la Parroquia Ntra. Sra. de los Pobres ha recibido numerosas llamadas telefónicas desde que el secuestro aconteció “gente que se hace pasar por los secuestradores y reclaman dinero”, pero cuando se pide un signo como prueba, ellos desaparecen. No perdemos la esperanza de recuperar a nuestros hermanos con vida, pero dependemos de los secuestradores. Monseñor Melchisedech Sikuli Paluku, Obispo de Butembo-Beni, ha tomado medidas radicales y dolorosas para la Iglesia: “En noviembre el sector pastoral de la Parroquia Ntra. Sra. de los Pobres ha sido excluida de todo servicio sacramental…” con el fin de hacer presión sobre la población local y de sacar a luz posibles complicidades.
 
La Iglesia quiere saber la verdad. “Si los secuestradores venían en efecto de lejos, ¿Cómo han podido llegar a la casa parroquial y entrar sin ningún problema? En la población local, se han creados grupos de reflexión, consultados por el Obispo. Desde hace dos meses los fieles se juntan para “Rezar como último recurso, nosotros rezamos por nuestros hermanos, pero también por nuestro pueblo, porque lo que viven nuestros sacerdotes, lo vive también nuestra población todos los días. Nosotros queremos la paz” Desde finales del mes de octubre, numerosas personas han sido secuestradas en los campos alrededor de Eringeti, a 40 kilómetros de Mbau.
P. Emmanuel kahindo: “Nosotros estamos inquietos por la vida de nuestros hermanos: como ellos, centenares de civiles han sido secuestrados hace un año en la región de Mbau-Oïcha, ellos no han regresado nunca más. Hoy no tenemos ninguna noticias de nuestros hermanos, no sabemos nada de los secuestradores, ni tampoco de sus motivaciones”.
 
(Traducción al español de una entrevista realizada por Adrien Bail del diario “La Croix” del miércoles 2 de enero de 2013 al Padre Emmanuel kahindo Vicario General de la Congregación de los Agustinos de la Asunción). 
 
28/01/2013
Enregistrer au format PDF Imprimer l'article Enviar la referencia de este documento por email enviar por email
> Tous les articles remonter Remonter