Compartiendo vida y trabajo en Lima - Perú

En el distrito de San Juan de Lurigancho, a unos 40 minutos del centro histórico de Lima, se ubica CAMPOY, el barrio que nos acoge como Hermanitas de la Asunción hace más de 20 años. En todo este tiempo, diferentes grupos y experiencias han enriquecido nuestra inserción en tierras peruanas. Al tiempo que la comunidad acoge actualmente a jóvenes provenientes de los diferentes países de Latinoamérica donde estamos presentes como congregación, también es una casa de “puertas abiertas” para la acogida y el compartir con amigos y amigas. Algunos/as son del barrio, otros/as vienen de lejos. Todos/as nos despiertan el deseo del encuentro y nos abren a la comunión con realidades nuevas, lo que se vuelve siempre motivo de mutuo crecimiento.

Desde hace dos meses, Freya, una joven venida de Bélgica, vive y comparte con nosotras, desde uno de los proyectos misioneros que desarrollamos en el barrio. Dejemos que ella misma nos comparta lo que vive :
 
 “Hola, ¡buenos días!
 
Mi nombre es Freya Cherlet y soy de Bélgica. Tengo 22 años y estoy estudiando en la universidad de Gent. Desde septiembre hasta enero estoy aquí en Lima para mis prácticas universitarias. Vivo con las Hermanitas de la Asunción y trabajo con los niños del Apoyo Escolar. En Julio obtendré mi grado como master en Ortopedagogía. Es decir que podré trabajar con niños y adultos que tienen problemas emocionales, físicos, sociales y problemas de comportamiento. El objetivo es trabajar con ellos para encontrar una solución a su realidad. 
 
 
Cuando supe que podía empezar esta aventura, yo estaba muy feliz, pero también preocupada. Es mi primera vez que estoy lejos de casa durante tanto tiempo, y me preguntaba si esto no sería demasiado difícil para mí. También tuve un poco de miedo porque no domino el español. Sin embargo, estos temores eran infundados; toda la gente me ha recibido muy bien y me siento más y más en casa aquí. Es un honor para mí, verme como parte de este ambiente cálido y acogedor.
 
La vida en esta comunidad es muy diferente de mi vida en Bélgica. Puedo ver que la fe tiene aquí un lugar central en la vida de muchas personas. Esto ya no es así en Bélgica. Otra gran diferencia con mi país es la mentalidad de la gente. La gente aquí es sincera y cordial. Espero poder aprender mucho y llevar de vuelta a casa ¡todo lo aprendido!”
 
Este proyecto de Apoyo Escolar, es un espacio diferente al ambiente de la escuela. Un espacio abierto, distendido y seguro en el que participan cada tarde un promedio de 30 niños y niñas. Es animado y conducido por nosotras, Hermanitas de la Asunción, con el apoyo de voluntarios y voluntarias con quienes se desarrollan las actividades. El local comunal de la Asociación de Vecinos, ofrece el espacio físico para las sesiones diarias.
 
En este espacio los niños y niñas, refuerzan el gusto por el estudio, en un ambiente donde la entreayuda y el trabajo en equipo, les permite reconocer su propio valor y el de los otros. El apoyo en las tareas escolares es una puerta de entrada que conduce al conocimiento del contexto familiar, ayuda a detectar conductas agresivas, depresiones, maltratos y dificultades del aprendizaje. Escuchar, dialogar y ofrecer confianza nos abre posibilidades para actuar sobre las causas haciendo partícipes de ello a padres y educadores.
 
Ya tendremos ocasión para seguir compartiendo lo que se teje a través de esta experiencia, gracias al aporte de quienes encuentran aquí un espacio de servicio y de vida!!!
21/11/2012
Enregistrer au format PDF Imprimer l'article Enviar la referencia de este documento por email enviar por email
> Tous les articles remonter Remonter