Causa de Beatificación del Padre Etienne Pernet - Flash de info n°2

Mensaje de la Vice-Postuladora…
 
El envío nº 1 inserto en el ‘Pain de Chez Nous’ del 21 de febrero de 2013 anunciaba una publicación regular de esta rúbrica de infor-mación, ahora enviamos el nº 2.
El equipo se ha enriquecido con Hna Marie Claude Prat, más 2 miembros de la Fraternidad y además con 2 miembros de la Alianza (a título de Familia de la Asunción), y el Padre Dehouck, asuncionista.
Este “Equipo Central” tiene prevista una reunión para el 26 de septiembre con el fin de poner en marcha el trabajo con el Padre Julio Navarro Román, Postulador.
Me llegan mensajes relatando las novenas, las intenciones confiadas, o las gracias obtenidas por intercesión del Padre Pernet. Todo esto pone de manifiesto la viva confianza en su intercesión y nos anima a continuar nuestras llamadas y a comunicarlas. Ya sea a archivespsa@hotmail.com o a la siguiente dirección: Petites Soeurs de l’Assomption. Archives. 57 rue Violet – 75015 Paris - France.
Las últimas beatificaciones son un estímulo, me parece, por el aliento de fe que han suscitado en las respectivas Diócesis, poniendo de relieve el aporte de estos bienaventurados en la vida de la Iglesia y en el mundo de hoy.
Para conocer y dar a conocer la vida del Padre Pernet disponemos de un nuevo instrumento gracias a la biografía de los dos Fundadores: “Apasionados por Jesucristo” de Frédérique de Watrigrant (de momento editado sólo en francés).
En este final del año de la fe, promulgado por el Papa Benedicto XVI, os propongo algunos textos para ahondar en la fe del Padre Esteban Pernet.
 
Hna Madeleine, Archivista de las Hermanitas de la Asunción
 
 
Cómo hablaba de la FE el Padre Pernet----------------------------------------------------------
 
El sentimiento que debe animar nuestras oraciones es la fe en Nuestro Señor, fe viva y confiada en aquel que nos acoge y escucha siempre. ¿Estamos bien convencidos que El es nuestro todo, que se lo debemos todo y lo esperamos todo de El que es infinitamente bueno? Es un honor contar con la confianza de alguien y no actuar con reciprocidad es cerrarse mutuamente el corazón.
La humildad honra a Dios y la confianza le dispone a concedérnoslo todo.”
Padre Esteban Pernet, 22 de mayo de 1881 [D3025]
 
“El Espíritu Santo nos une a Nuestro Señor por la fe. El que tenga fe se salvará.
Mis queridas hijas, recitamos cada día el Credo, el símbolo de nuestra fe, y decimos a menudo a Nuestro Señor que creemos en El como Dios y como hombre. Como Dios Creador, El es aquel que nos ha creado y le debemos la vida. Como Dios hombre, El es nuestro Redentor, el solo mediador entre Dios y los hombres…
 
Tened una fe profunda que realice lo que se debe a Dios, al prójimo y a sí mismo. Oh, hijas mías, yo os suplico, no nos contentemos con tener la fe que se depositó en nosotros por nuestro Bautismo; procuremos estimularla, inflamarla por todos los medios y sobre todo con la meditación de la vida de Nuestro Señor, de su muerte, de su presencia en el sacramento de su amor y contemplándole a la derecha de su Padre en su gloria”.
Padre Esteban Pernet, 2 de enero de 1892 [D2080]
 
 
 
Testimonio de Renée David--------------------------------------------------------------------------
Hna. Auxiliar – (Laicas consagradas fundadas por el Padre Pernet)
 
“El Padre Pernet me impresionó ante todo por su gran sencillez: los ojos casi siempre bajos, no parecía querer impresionar a su auditorio, sino decirlo todo sencillamente, parecía que meditara en voz alta, fiel a lo que veía, lo que llenaba su pensamiento, lo que desbordaba de su gran corazón.
Desde las primeras explicaciones de los textos Evangélicos ya le oí decir: No poseáis ni oro ni plata, ni alforja para el camino, ni sandalias, y quedé convencida con toda certeza de que el pensamiento de Dios estaba allí bajo la frente recogida del gran Padre Pernet que hacía tan poco caso de sí mismo y del efecto que él pudiera producir. 
Seguramente, así hablaba Nuestro Señor a sus apóstoles, a los corazones menos preparados, como el mío, para que los espíritus poco instruidos en las lecciones del Evangelio pudieran rápidamente, inmediatamente amarlas, comprenderlas y no tener más que una voluntad bien dispuesta a seguirlas cada vez más y más.
 
 
Este deseo de comprender y poner en práctica las palabras de Nuestro Señor progresó con cada carta recibida, se acrecentó en cada frecuente entrevista que Dios quiso procurarme desde ese mes de octubre de 1895 hasta la muerte del Reverendo Padre. Y ahora todavía su recuerdo y el pensamiento de su entrega incansable me dan un nuevo ardor, un renovarme en el servicio de Dios cuando pienso en ello. 
1899 [1A2B nº 286]
 
 
Testimonio de Mons. Albert Battandier-----------------------------------------------------------
Miembro de la Comisión para el examen de los nuevos Institutos
 
En una carta dirigida a Madre Marie du St. Sacrement – Superiora General – Mons. Battandier testifica que “La aprobación del Instituto de las Hermanitas de la Asunción y la aprobación de sus Constituciones han sido concedidas de manera excepcional”.
Y añade: “Reverenda Madre, no puedo dejar de ver en esto la acción del Reverendo Padre Pernet que desde el cielo os protege y ha obtenido para sus queridas hijas más de lo que él hubiera podido pedir si hubiera estado en la tierra… Qué gozo para vuestro Instituto, qué reafirmación en las vocaciones, cuánta estima vuestras hermanas deberán concebir para su Congregación”.
 
Roma, el 14 de julio de 1901 [2JI –1B nº 26]
 
 
Extracto del informe de la Sagrada Congregación para las Causas de los Santos – Parisino – Stephani Pernet (Roma, oct. 1975)-----------------------------------                
Apóstol y Fundador
“Su audacia apostólica fue una audacia de pobre, admitida y comprendida por sus superiores eclesiásticos y religiosos. La obra crecerá, y con sus Fraternidades laicas, tomará toda su dimensión apostólica. Pero frente a ella, el Servidor de Dios permanecerá siempre en el mismo abandono y la misma disponibilidad a los designios de Dios.
Tenaz y moderado, más que emprendedor y exaltado, superará, día tras día, las dificultades suscitadas por una obra que le sobrepasaba.
Solo ante un mundo esclavizado al poder del dinero, él supo mantener la pobreza de su Instituto y su confianza en la Providencia. De una santidad sencilla, estuvo sin cesar en la brecha, en viajes y en gestiones. No teniendo nada de los sabios y sagaces de este mundo, tuvo que abordar a múltiples personalidades civiles y religiosas, unir entre ellos a hombres de clases y de culturas diferentes, para que se realice en la Iglesia y a partir de las familias humanas “esta magnífica esperanza de ver a todos los pueblos unidos bajo un único Pastor”: Cristo.
(notas de audición 19 dic. 1878)
 
Y sin embargo una pesada atmósfera de anticlericalismo se cernía entonces sobre la Iglesia, mientras que el mundo sufría los rigores de las luchas sociales. Dejando a los poderosos con sus intrigas, él se volvió hacia “los pequeños a quien Jesús llama suyos” (Directorio) para darles, antes de que fuera demasiado tarde, la alegría del Evangelio y esta seguridad de ser los privilegiados del Pueblo de Dios.
 
[Extracto n° 188]
 
 
Intenciones confiadas y gracias obtenidas-----------------------------------------------------
20 de Mayo del 2013 
 
Noticias sobre la curación de mi sobrina Véronique, nacida el 11 de octubre de 1966 en Orleans.
Al nacer se constató una perforación anal, acudiendo enseguida al Hospital St Vincent de Paul en París al servicio neo-natal, fue operada con urgencia de una malformación: atresia del esófago con fístula bronquial. Seguida de otras operaciones su estado se tornó muy inquietante, el corazón no respondía, aparición de una fístula esofágica-pleural, los médicos temían una ruptura de la sutura con inundación de bronquios. La operación fue rechazada de 2 en 2 horas.
Fue entonces cuando en comunidad y con toda su familia iniciamos una novena al Padre Pernet, después una segunda que se terminó el 23 de noviembre y el 26 Véronique volvió a casa con sus padres. En diciembre del mismo año, en la visita de control no se encontró ni rastro de la atresia ni de la fístula bronquial. La niña fue declarada curada.
Dos años después con gran confianza se espera la segunda intervención: descenso del periné. Que se lleva a cabo con éxito y normalidad.
 
Ahora Véronique está casada, tiene dos hijos ya mayores, y es muy consciente de lo que debe a la intercesión del Padre Pernet.
Yo podría completar el informe que confirmaría mi convicción de la intervención del Padre Esteban Pernet.
Muchas gracias.
Gaby Saliou, Hermanita de la Asunción
 
15/11/2013
Enregistrer au format PDF Imprimer l'article Enviar la referencia de este documento por email enviar por email
> Tous les articles remonter Remonter