Campamento juvenil asuncionista / Arte, carisma y espiritualidad

Nuevamente los jóvenes reunidos con el propósito de hacer cada vez mejor nuestra labor como asuncionistas. Del 2 al 5 de Julio en Sibaté, jóvenes de Cali, Bogotá y Sibaté, reunidos para encontrar más razones para trabajar por un mundo mejor. En esta oportunidad la reflexión se encontraba alrededor del arte, el carisma y la espiritualidad.

Una semana llena de reflexiones, primero alrededor de reconocernos como parte de ese planeta, en el que estamos comprometidos a cuidarlo al igual que hacer un mundo más justo para los que lo habitamos. Invocando el perdón a la madre tierra, al agua, al aire y al fuego, esto nos ayudó a encontrar las razones que nos unen, ser parte de un nuevo mundo. 
 
Pero lo que nos reunía era poder dar razón al arte, viviéndolo a través de nuestro carisma y espiritualidad, de qué forma lo que hacemos lo podemos poner al servicio. Esto se dio, en cada una de las charlas que vivimos. Primero reconocer que el arte es la manifestación de nuestro ser, que de esta forma podemos ser la manifestación del Dios vivo en nosotros y que esas expresiones se pueden dar para que el otro también descubra su ser y pueda manifestarlo. 
 
Desde las expresiones de la literatura, el leer nos enriquece y nos ayuda a conocer, pero el escribir, el dibujar, el actuar para hacer nuestras propias grabaciones, nos ayuda a tener elementos valiosos para construir con nuestros grupos, aquello que queremos que otros conozcan. Además las expresiones de nuestro cuerpo a través de la danza y el teatro, que nos enseña que debemos cuidar nuestro cuerpo como la casa de Dios, por eso debemos amarlo y tener respeto. Conocer que las manifestaciones de la danza y el teatro son expresiones de sentir de pueblos y de historias. 
Por último la reflexión de nuestra Espiritualidad, eso que nos da la razón de ser en este mundo que necesita una forma diferente de mirarnos, poder expresarnos y poder encontrar el valor en lo que otros hacen. Reconocer que Jesús vino a enseñarnos que el amor debe ser la base de nuestra misión en la vida, y encontrar estas manifestaciones en otros, en el trabajo que otros hacen en su vida, esto nos hizo entender que no es difícil hacer realidad el amor, la entrega entre nosotros.
 
Compartir nuestros artes, para el cierre de este encuentro nos hace enriquecernos y encontrar el amor de Dios en cada cosa que estamos haciendo. 
Al final todos fuimos enviados a compartir en nuestros grupos y como recordatorio camisetas donde se encuentra la barca como símbolo del reino de Dios. 
Gracias a todos los que hicieron posible este encuentro y compartir estas realidades, ya que en la distancia encontramos su presencia. Gracias a cada uno de los talleristas porque sus aportes nos ayudan a crecer, gracias al Espíritu de la asunción que hace posible que nos encontremos, desde la diversidad para aprender. 
 
Nury Martínez 
Laica Asuncionista Bogotá
 
 
07/08/2013
Enregistrer au format PDF Imprimer l'article Enviar la referencia de este documento por email enviar por email
> Tous les articles remonter Remonter